LAS  VENTAJAS COMPARATIVAS DE MAGALLANES

EN EL AREA DE LA RECEPCIÓN DE DATOS SATELITALES

“Todo requiere estrategia y Magallanes no tiene claro aún si eso lo quiere desarrollar y potenciar”, señala el académico y responsable del Laboratorio de Exploración Espacial y Planetario de la Universidad de Chile, Marcos Díaz, al destacar las ventajas que tiene la región para controlar el paso de satélites y bajar la información de éstos para que sea enviada a las agencias propietarias de esos dispositivos que orbitan entre el Polo Norte y el Polo Sur.

La ubicación geográfica y la cercanía con el polo sitúan a la Región de Magallanes como una zona ideal para establecer estaciones de monitoreo satelital como también data center considerando la baja temperatura y la limpieza del cielo.

Estas favorables condiciones de la región ya son aprovechadas por Suecia y Noruega que tienen estaciones de rastreo satelital situadas a unos 30 kms al norte de Punta Arenas y cuyas antenas son visibles desde la ruta 9. Así no esperan hasta que los satélites se acerquen al Polo Norte para bajar información, sino que también tienen la opción de bajar la información al pasar sobre Magallanes.

De hecho, Magallanes es uno de los sitios que eligió el Estado para desarrollar en el futuro un proyecto de estación de monitoreo satelital que permita bajar la información que pueda aportar el nuevo satélite chileno.

Umag y teledetección satelital

En este ámbito la Universidad de Magallanes viene postulando desde 2014 impulsar el proyecto de teledetección satelital, pero hasta ahora la idea permanece en un punto muerto considerando la crisis económica, señala el ingeniero del Centro de Investigación Gaia Antártica de la Umag, Carlos Cárdenas.

“El poder desarrollar este centro de teledetección satelital implicaría poder recolectar la información que entreguen los satélites y almacenarlos en los big data, pudiendo ser parte de un grupo de universidades y agencias que trabajan en este ámbito”, precisa.

Incluso destaca que el hecho de disponer de la fibra óptica potencia aún más el escenario digital a partir de esta conectividad con un estándar internacional.

Señala que en un lapso de dos a tres días pasan sobre Magallanes cerca de 700 satélites de órbita polar. Son satélites de observación terrestre que están entre 200 y 800 kms sobre la superficie de la Tierra. Oscilan en forma ascendente desde el Polo Sur al Polo Norte y descendente, viceversa. Ese movimiento varía entre dos y siete días.

Otro dato es que el 95% de los datos en el mundo se transmiten por internet y un 5% es por satélite.

Cárdenas destaca incluso el interés de la agencia espacial Isro de la India que está interesada en vincularse con la Región de Magallanes a través de algún convenio de cooperación con la Umag para avanzar en este tema.

FUENTE : LA PRENSA AUSTRAL

Baja temperatura y limpieza atmosférica favorecen a Magallanes para monitorear el paso de satélites

Leave a comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *